Eole Pulecantos

900x100-inalco-05-2019
Cargando...
Usted está aquí:  Home  >  Arquitectura  >  Artículo actual

Pablo Farfán: “Poseemos un modelo de arquitectura ecológica y eficiente en el que basarnos”

Por 

    Print       Email
terra

Pablo Farfán es arquitecto por la Universidad Politécnica de Madrid. Dirige desde 2001 su estudio orientado a la arquitectura ecológica y la rehabilitación de edificios históricos. En el año 2006 gana el primer premio del Concurso Internacional para la nueva sede en Huesca del Colegio de Arquitectos de Aragón, y desde 2011, promueve y lleva a cabo el proyecto europeo de Cooperación Transfronteriza Biourb. Esta iniciativa tiene como objetivo poner en valor el patrimonio bioconstructivo tradicional -en su mayoría realizado en piedra natural- y potenciar su rehabilitación.

pablofarfán1
¿Es imposible cambiar el modelo de arquitecto español por el modelo europeo que tiene la última palabra en todo lo que afecta al proyecto y trata directamente con los clientes?
No veo por qué no. Así ha sido tradicionalmente desde los tiempos de los maestros de obra, que literalmente “enseñaban” y ayudaban a autoconstruir sus viviendas a los futuros habitantes. Durante estos últimos 40 años se ha ido perdiendo la relación entre el arquitecto y el usuario final. Intermediarios de todo tipo sin ningún conocimiento técnico han entrado en el proceso y eso no ha servido para aumentar la calidad de las construcciones, más bien al contrario.

Durante dos años, y en el marco de proyecto Biourb, ha estudiado el comportamiento energético de construcciones a los dos lados del Duero, así como los materiales utilizados, mediante tecnología de última generación. ¿Cuáles han sido las principales conclusiones?
Que poseemos un modelo de arquitectura ecológica y eficiente en el que basarnos; adaptado al clima, a la cultura y a los materiales naturales de cada lugar, proyectado con criterios termodinámicos y que aprovecha las energías renovables del entorno mediante técnicas de bajo coste: Nuestra arquitectura vernácula.

¿Qué características tenían las construcciones estudiadas?
Podemos afirmar a modo general, que la construcción tradicional está basada en cerramientos de alta inercia térmica, bioconstrucción y combustión de biomasa local, frente al modelo actual basado en aislamiento, materiales petroquímicos y energía fósil. Pero no hay soluciones universales, estas tienen que ser específicas para cada lugar, sus condicionantes físicos y climáticos. Precisamente una de las razones por las que elegimos esta zona para el estudio fue por la confluencia en ella de tres “microclimas” en una franja pequeña de terreno fronterizo; clima de influencia atlántica en la parte portuguesa, mediterráneo en Arribes y continental en la zona castellanoleonesa. Esto se aprecia en la vegetación, en los cultivos y también en la arquitectura vernácula. Así pudimos detallar elementos o estrategias en las construcciones que tenían funciones bioclimáticas pero que valían para un sitio y no para la orilla de enfrente, comparando esas diferentes características pudimos sacar conclusiones.

biourb¿Qué materiales para fachada diría que son los más eficientes y que consiguen un mayor ahorro de energía?
Depende del lugar y sus variables, por ejemplo, comprobamos como esta arquitectura, que se construye en toda la región con muros de carga de piedra acuñada que aportan gran masa térmica, pero en los lugares más cálidos, esta se cubre con cal para reflejar el exceso de calor en verano, mientras que en las zonas más frías la piedra de granito se deja vista y actúa como un captador solar, absorbiendo la radiación durante el día en el invierno e introduciéndola en el interior de los muros.

En lo que se refiere a cubiertas, ¿cuál sería la solución más adecuada?
También la adaptada a cada lugar y a cada uso concreto. Durante el estudio hemos documentado cubiertas de teja romana autoventiladas y también técnicas constructivas anteriores que nos remontan a hace más de 2000 años, como son las cubiertas de lascas de pizarra que absorben el sol, los teitos o techos de paja aislantes o las bóvedas por aproximación de hiladas, que son los auténticos precursores ibéricos de los actuales techos verdes y que se mantienen en nuestra arquitectura desde el Neolítico.
Lo que se puede sacar en claro es que la cubierta, como la fachada, es la parte que más energía puede recibir en una vivienda. Hay que tener eso en cuenta, cada rayo de sol que llega a tu casa es un recurso que puede ser aprovechado.

fachada piedra2¿Cómo conjugamos la innovación con la arquitectura tradicional que tiene mejores resultados en cuanto a eficiencia y durabilidad?
Es lo que se estamos tratando de hacer desde la bioconstrucción. Por ejemplo, ahora estoy dirigiendo la rehabilitación de un edificio en Lavapiés de 1730. Con casi trescientos años de vida en su construcción prácticamente solo se utilizó yeso, arena, madera y granito. Eso es durabilidad y eficiencia. Ahora lo rehabilitamos con técnicas tradicionales y le instalamos un suelo radiante sobre corcho natural conectado a una caldera de pelets de biomasa, eso es innovación.

¿En qué consiste la herramienta SCBcal-01 Herramienta, cómo funciona y qué efectividad tiene?
Dentro del proyecto Biorub, la Fundación CIDAUT y el Instituto de la Construcción de CyL han modelizado y parametrizado algunas de las soluciones bioclimáticas que hemos encontrado y se ha creado una herramienta de cálculo para su prediseño. Podrás saber cuánta energía aportará a tu proyecto un muro Trombe, una galería acristalada, un techo verde, unos conductos de refrigeración por geotermia o una pared vegetal, y así poder dimensionarlos en consecuencia.

¿Qué lecciones podríamos aprender de las construcciones con piedra de Arribes y Sayago?
Muchas, casi todas las que vemos en la arquitectura pasiva contemporánea más puntera están presentes, como los muros vegetales, las cubiertas verdes o la climatización por geotermia, pero también encontramos cosas nuevas como la refrigeración evaporativa de las bodegas de Fermoselle o el comportamiento conjunto del granito y el barro para aprovechar al máximo de la energía recibida por la envolvente de la casa en invierno.

En 2020 se exigirá a las viviendas un consumo energético casi nulo, ¿quiénes están menos preparados para asumirlo: fabricantes, constructores o clientes?
Está todo por hacer y el sector no se da cuenta de la necesidad del cambio y de la oportunidad que este supone. Ahora mismo se está obligando a hacer el certificado energético de las viviendas con los resultados esperados: la práctica totalidad son negativos. Lo siguiente será revertir esa situación mediante rehabilitaciones energéticas de mejora envolvente, de aprovechamiento de renovables, de cambio de carpinterías y de instalaciones… Todo esto se hará mediante ayudas o mediante directivas de aplicación obligatorias, pero se tendrá que hacer en breve, seguro que antes de 2020.

fachadapiedra¿Cuáles cree que son las tres reglas de oro en bioconstrucción?
Construir con materiales naturales, sanos, locales y de baja energía incorporada. Conseguir energía mediante diseños bioclimáticos o fuentes renovables y minimizar el consumo de agua.

¿Es más caro construir con criterios de eficiencia energética?
Puede ser más caro que construir mal, como se ha hecho estos últimos años, pero ¿y si te ofrecieran coche un poco más caro, con las misma prestaciones, pero que no consume gasolina, lo comprarías?

En un momento tan complicado para los estudios de arquitectura, ¿cuál está siendo la estrategia de supervivencia?
La situación no es fácil para nadie, los proyectos de nueva planta que teníamos a punto de empezar a construir se paralizaron y probablemente no se lleven a cabo, pero sigo dirigiendo rehabilitaciones de edificios mediante bioconstrucción y asesorando a diferentes instituciones con la que colaboro actualmente, como el Instituto de Patrimonio (Ministerio de Cultura) o la Fundación Biodiversidad (proyecto Construye en Verde dependiente del Ministerio de Medioambiente).

¿Qué criterios debería tener en cuenta un cliente a la hora de elegir un arquitecto para un proyecto?
Si yo fuese a construir una casa preguntaría a su diseñador lo mismo que al de cualquier artículo que me vaya a comprar: Cuánto va a consumir el producto, de qué materiales está hecho, qué mantenimiento tiene y cuánto va a durar.

¿Cómo cree que va a evolucionar la figura del arquitecto en los próximos años?
Tenemos que volver a implicarnos en los procesos físicos y sociales de la construcción del edificio y proyectar con criterios termodinámicos y de ahorro energético reales. En la medida en que nos hagamos necesarios, más allá de la burocracia, recuperaremos el lugar que hemos tenido en esta sociedad desde hace al menos 7.000 años, durante la construcción de nuestros dólmenes, donde ya se puede asegurar que existía en la península la figura del arquitecto, milenios antes de que se levantasen la pirámides en Egipto.

600X100 kIMROCK
    Print       Email
Lapitec banner 900x 100 px
neolith-focus-piedra-120x600
http://www.insemactools.es/