900X100-aBRESSA-2021ok

900x100-inalco
Cargando...
Usted está aquí:  Home  >  Noticias  >  Artículo actual

¿Qué se espera para la economía española en 2020?

Por 

    Print       Email

    BANNER_TERRA_BYCUPASTONE

    La economía española acaba la segunda década del siglo XXI con una tasa de crecimiento del PIB cercana a su potencial y una tasa de desempleo del 14,3%. Durante los tres últimos trimestres del 2019, el PIB ha crecido a una tasa trimestral anualizada del 1,6%.

    economia

    Tras crecer al inicio de la recuperación por encima del 4% en algunos trimestres, la desaceleración ha sido intensa. También se ha notado en el ritmo de creación de empleo y de reducción del desempleo. La tasa de paro superó el 27% en 2013 y disminuyó hasta situarse por debajo del 14% en el primer trimestre de 2019. Sin embargo, en los dos trimestres siguientes ha vuelto a incrementarse en términos desestacionalizados. Al mismo tiempo, las vacantes de las empresas aumentan, lo que refleja un tensionamiento del mercado de trabajo y las dificultades para atender su demanda de empleo cualificado.

    En este contexto, las previsiones de BBVA Research para 2020 son relativamente optimistas en el sentido de que
    se prevé que la desaceleración se detenga, el crecimiento se estabilice y la tasa de desempleo retome su senda a
    la baja. Al cierre de 2019 esperamos un crecimiento del PIB en 2020 del 1,6%.

    Si los nuevos datos confirman las señales de estabilización, el crecimiento podría revisarse alguna décima al alza. La creación neta de empleo continuará cerca del 1,5%, lo que permitirá que la tasa de desempleo disminuya y se aproxime al 13,5%. Por lo que respecta a la composición del crecimiento, el consumo privado crecerá en línea con el PIB. El consumo público se desacelerará ligeramente pero todavía crecerá por encima del privado.

    La demanda de inversión seguirá mostrando dinamismo con un crecimiento entre el 2,5 y el 3%. La inversión en maquinaria y bienes de equipos será su componente que más crezca, en línea con la aceleración de las exportaciones.

    Construcción y maquinaria
    La construcción apenas se acercará al 1,5% de crecimiento. El buen comportamiento de la inversión en maquinaria y bienes de equipo permitirá que la demanda interna crezca cerca del 2%, mientras la demanda externa contribuirá
    negativamente y restará unas tres décimas al crecimiento del PIB.

    Estas previsiones no están exentas de riesgos. El crecimiento en 2020 dependerá de la evolución de los focos de
    incertidumbre. El entorno internacional ha ido mejorando a medida que avanzan las negociaciones comerciales
    entre EE.UU. y China, se van despejando incertidumbres sobre el Brexit, la política monetaria de la Fed y del BCE
    sigue siendo expansiva, y en los mercados la probabilidad de recesión en EE.UU. o Europa en 2020 cotiza a la
    baja. Aunque 2020 apunta ahora mejores perspectivas que hace unos trimestres, todavía quedan riesgos externos
    relevantes. Sin duda, la recuperación del comercio internacional y de la eurozona serán importantes, por su efecto
    arrastre sobre las exportaciones españolas. Las tensiones entre China y EE.UU., con elecciones presidenciales de
    por medio, pueden resurgir en la siguiente fase de las negociaciones. El Brexit no está concluido y el mejor
    escenario es alcanzar un acuerdo de mínimos a finales de 2020, que permita nuevas rondas de negociaciones en
    años futuros para ampliar e intensificar la relación comercial. Las tensiones sociales en América Latina y Hong
    Kong persisten, y las geopolíticas en Oriente Próximo siguen latentes.

    Y los internos a España no son menores. Dado que no los conocemos, nuestras previsiones se basan en un
    escenario sin cambios en la política económica, que seguro se producirán a lo largo de 2020. Tras cuatro
    elecciones en los últimos cuatro años, al cerrar este artículo no se sabe cuál será la
    dirección de la política económica. Es muy importante que el nuevo gobierno favorezca la inversión, la innovación
    y la captación de talento, y reduzca incertidumbres y, con ello, las primas de riesgo. También lo es que el aumento
    del salario mínimo o los cambios en las regulaciones laborales cuenten con el consenso de los agentes sociales.

    Las mejoras de productividad serán cruciales para que las subidas salariales no supongan un riesgo a la creación
    de empleo o a la disminución del paro y de la temporalidad (ambas variables son cruciales para reducir la
    desigualdad). Será necesario retomar el ajuste fiscal con medidas que no perjudiquen la inversión y el empleo. Y
    habrá que estar atentos a la evolución de las tensiones políticas en Cataluña y sus efectos sobre la actividad
    económica. Que 2020 termine siendo mejor o peor que las expectativas actuales de crecimiento dependerá, en
    buena medida, del acierto y certidumbre que aporte la política económica, y de la amplitud de los consensos
    alcanzados.

    Fuente: BBVA Research.

    LaminamAmbience_600x200_ES_v2-def
        Print       Email
    banner-abril-focus-piedra-600-100.002 
    Banner 900x200 silica
    120x600 neoilth
    banner focuspiedra