Eole Pulecantos

900X100-iNALCO
Cargando...
Usted está aquí:  Home  >  Noticias  >  Entrevistas  >  Artículo actual

Noelia Abos: “Queremos conseguir la recuperación del IVA reducido para el arte funerario”

Por 

    Print       Email
terra

Adicta al mundo empresarial, estudió Relaciones Laborales en Huesca para dedicarse a la empresa familiar. Forma parte de la tercera generación de Mármoles Artísticos de Aragón desde 1997 donde comenzó trabajando desde abajo. Dice que se siente bien ayudando a otros, colabora con diferentes entidades sin ánimo de lucro y es un apasionada de la inteligencia emocional. Actual presidenta de la Asociación Española de Marmolistas Funerarios (AMEAF), Noelia Abós afirma que desde la asociación no se conforman con tener representación en todas las comunidades autónomas. Los nuevos desafíos del sector, el intrusismo y la lucha por un convenio laboral específico son algunos de los temas que repasamos con ella en esta entrevista.

noe abos 1

Noelia Abos, presidenta de la Asociación Española de Marmolistas Funerarios.

La Asociación Española

de Marmolistas Funerarios, (AEMAF) es una asociación profesional de carácter empresarial, sin ánimo de lucro, que tiene por objeto la defensa y fomento de los intereses comunes de los empresarios y profesionales del sector marmolista funerario. Comenzó su andadura en 2014 y sus miembros son empresas profesionales.

¿Cuáles son las principales ventajas de ser asociado de AMEAF?
Los miembros de AEMAF son empresas profesionales que han pasado una serie de pruebas y cuestionarios que garantizan al consumidor la compra de un producto de calidad. Todos ellos se han comprometido a cumplir un protocolo ético y de fabricación que garantice el mejor servicio para quien se merece nuestro mayor respeto.
Siempre hemos apostado por los intangibles, y esto es precisamente lo que nos diferencia, no es lo mismo cuando el valor de las cosas solo es igual a dinero. Las personas que representamos AEMAF tratamos de dar un valor extra y una sensibilidad especial a lo que hacemos.
La principal ventaja significa pertenecer a una asociación que ama lo que hace y que lucha por sus intereses profesionales, el respaldo de una entidad que busca soluciones y comienza proyectos por un bien común.

¿Qué cambio de tendencias estáis notando en el mercado? ¿Cómo está afectando al arte funerario la introducción de porcelánicos en el sector?
No hubiese sido posible sin el factor humano, nuestros clientes representan un segmento cada vez más exigente y diverso, las posibilidades que ofrece el mercado son infinitas si sumamos la creatividad de nuestros equipos, pero eso ha sido posible en gran medida al esfuerzo realizado en la renovación, innovación y modernización profesional de cada uno de ellos.
Las nuevas tecnologías permiten presentar proyectos a nuestros clientes antes de iniciar la fabricación del propio trabajo, y con ello asegurar que las ideas que nos presentan darán un resultado positivo, individualizado y conforme a las necesidades de cada familia, que representan un mercado cada vez más personalizado. Artesanos de la piedra se han especializado en lo que casi nadie hace, escuchar para dar forma y hacer realidad la imaginación de los clientes más exigentes.
El porcelánico ha sumado posibilidades en nuestros negocios y ha sido aceptado como una fórmula más, con materiales y texturas que antes no teníamos.

¿En qué aspectos cree que más han cambiado los talleres de marmolistas de arte funerario?
En seguridad y tecnología, cada vez somos más conscientes que trabajadores y empresarios debemos velar de forma segura por su salud, ellos son nuestro factor más importante y es deber de todos que sea así, nuestros compañeros usando los medios disponibles y los empresarios poniéndolos a su disposición.
La tecnología abre puertas a la innovación y la adaptación de las empresas resulta evidente y necesaria, la modernización de estas significa estar un paso por delante del mercado.

Estáis trabajando contra el intrusismo en la profesión. ¿Qué habéis conseguido hasta la fecha y qué objetivos tenéis en este asunto?
Pudimos probar que un enterrador de un cementerio realizaba trabajos de marmolista fuera de su horario laboral de forma ilícita. Fue suspendido de empleo y sueldo, se le ha aplicado un expediente disciplinario por ejercer una actividad ilícita que perjudicaba los intereses de las empresas relacionadas con el arte fúnebre.

“Pudimos probar que un enterrador de un cementerio realizaba trabajos de marmolista fuera de su horario laboral de forma ilícita”.

¿Qué otras reivindicaciones tenéis en marcha?
2019 comienza con tres objetivos ambiciosos, aunque sabemos que no será un camino fácil y sencillo, pero tenemos grandes esperanzas en avanzar en proyectos en los que llevamos trabajando algunos meses, en los que además no caminamos solos.
Queremos conseguir la recuperación del tipo de IVA reducido para los trabajos de arte funerario teniendo en cuenta los antecedentes fiscales, así como la naturaleza del servicio de primera necesidad como es el servicio funerario y sus productos.
Estamos empeñados en que el 2019 sea el año que nos haga llegar al mayor número de compañeros posibles, a través de todos los medios de comunicación a nuestro alcance.
También queremos conseguir un convenio laboral específico. Al no existir un convenio específico de nuestro sector de marmolistas de Arte Funerario, la administración nos obliga a integrarnos en convenios laborales que nada tienen que ver con la actividad laboral que realmente ejercitamos, por tanto entendemos que sería un punto muy importante a desarrollar y trabajar en este sentido para poder conseguir un convenio adecuado a nuestro perfil y características.

¿Habéis barajado fórmulas para cambiar la tendencia de las aseguradoras a elegir por defecto las lápidas más económicas?
Es complicado, las aseguradoras deben cubrir muchos conceptos en el momento del fallecimiento, como familia cada vez son más conceptos nuevos los que puedes necesitar o creer necesarios en ese momento. El capital destinado a este bien no tiende a mejorar notablemente porque supondría un aumento de cobertura en la póliza y un recibo mayor para el cliente.

¿Cuáles opina que son las cuestiones que más desconocen los clientes acerca de la cobertura de su seguro en lo que respecta a las lápidas?
La más importante, la libertad de escoger al prestador del servicio, un asegurado, o su familia en este caso tiene derecho a solicitar la liquidación de importes y con ese dinero comprar en la empresa que resulte más ventajosa, o en la que reúna el mayor número de condiciones necesarias para ellos.

¿Cuál es el tipo de lápida que está cubriendo mayoritariamente la aseguradora?
Las aseguradoras cubren un importe con el que puedes escoger entre un catálogo distinto ya establecido, eso no quiere decir que sean malos productos sino más bien lápidas sencillas.
La cantidad que recibe un marmolista por la venta de una lápida a una compañía varía en función del tipo de póliza, la comunidad autónoma y la cobertura. Un importe con el que nos manejamos en algunas localidades es de 252€ más iva, y resulta complicado poder ofrecer muchas variantes con él, por más que queramos esforzarnos.
En cambio hay tipos de pólizas, que permiten con su liquidación destinar esos conceptos no usados para la inversión en un producto más sofisticado.

¿Hacia dónde considera que se está dirigiendo la normativa de los cementerios en materia de decoración¿… ¿Más libertad o más homogeneidad?
Sin lugar a dudas se limita la libertad de elección de las familias.
Las concesiones de cementerios municipales, en algunas ocasiones se centran en un objetivo económico y olvidan la parte intangible, los cementerios recogen la memoria de nuestros seres queridos, y cada familia debería poder escoger el diseño en el que recordarlos. Para los miembros de AEMAF un lápida significa mucho más que una “lápida”, cada cliente y cada trabajo es único, cada uno de ellos tiene una historia, una despedida, nosotros fabricamos un último presente, daremos forma a una idea que representará con el paso de los años la vida de una individuo y su familia será lo que vea cuando vaya a visitarlo, por eso no entendemos que se de mayor importancia a una uniformidad estética, antes que al de expreso deseo de una familia, cuando la belleza también está representada por la variedad y diversidad de trabajos que puedan colocarse en un cementerio.

¿Qué otras limitaciones hay?
En otros se limita la colocación a personal del propio cementerio, y determinados trabajos requieren una colocación especializada que solo puede garantizar un profesional del arte funerario.
A día de hoy las familias disponen de la posibilidad de escoger nichos para las inhumaciones pero no para las incineraciones, es razonable que el espacio destinado para una urna es menor, pero las opciones de una familia cuando quiere destinar un espacio mayor se limitan a estar en posesión de un nicho. En algunos cinerarios caben hasta 3 urnas, debería contemplarse la opción de espacios que diesen descanso a familias completas.

Considera que la normativa de muchos cementerios condiciona la libertad de decisión de las familias.
Entendemos importante el respeto hacia la normativa de cementerios, pero también lo es el deseo que sienten las familias cuando quieren un trabajo distinto al permitido. Todas las despedidas son tristes, pero no trágicas, como en las ocasiones en las que la vida nos pone a prueba cuando se trata de un niño. Por qué obligar a esos padres a comprar algo que no quieren, cuando desean visitar a su pequeño/a y ver un trabajo distinto. Nos parece muy cruel que se incremente el dolor ante la falta de libertad en la elección de una lápida acorde de las necesidades de cada familia, la flexibilidad en casos concretos podría mermar el dolor de la pérdida y no verse acrecentado por la falta de libertad en la variedad de elección.

Cada cliente, cada trabajo, tiene una historia, una despedida, las personas que formamos AEMAF intentamos desde nuestras empresas, facilitar esos momentos de duelo, sentimientos que además nos ayudan a recordar que existen realmente motivos importantes por los que preocuparnos. Las personas, el respeto y la confianza son parte de nuestro día a día, pero también la defensa de los intereses de nuestros clientes.

En cuanto a la normativa que establece en ciertos cementerios la limitación a lápidas de dos centímetros, por la dificultad añadida que supone el peso de un trabajo de mayor grosor, cuando son colocadas por el propio personal del cementerio, sería de gran acierto posibilitar en estos casos al propio marmolista que está acostumbrado a la manipulación de esos trabajos.

¿Cree que las incineraciones acabarán imponiéndose a las lápidas?
Ya sea por ideología o convicción, la incineración no resulta nuestra mejor opción, no estamos seguros si el aumento de las mismas se trata a una corriente de moda, porque se piensa que económicamente es un gasto menor (cuando no lo es), o simplemente porque esa opción es la decidida. Para nosotros la incineración representa el fin del “ser”, del ADN y la experiencia que no todas las personas que decidieron tomar la decisión para un familiar, volverían a hacerlo.
No podemos dejar de reconocer que el aumento de incineraciones ha supuesto una disminución en la venta de lápidas. Las familias respetan la voluntad de sus seres queridos cuando estos expresan su voluntad para ser incinerados, pero eso no quiere decir que no les den destino final donde poder ser visitados y recordados.
Son muchas las que acaban enterrando en un columbario o un nicho con otros seres queridos, según nos cuentan, porque cuando han decidido esparcir las cenizas en lugar concreto o designado por el familiar en vida, en el momento que han sentido la necesidad fisiológica de reencontrarse con sus orígenes les ha resultado un tanto extraño, y cuando han vuelto a tener que tomar la decisión de esparcir o enterrar, han decidido depositar la urna en un lugar donde poder visitar y colocar unas flores.
Por eso, estamos convencidos que somos decididos a la hora de decidir ser incinerados, pero bien distinta es la decisión cuando se trata de desprendernos de nuestros seres queridos.
Ambas opciones tienen cabida en un sector que tenderá a renovarse y crear espacios que agrupen a familias en cinerarios no individuales o espacios más grandes que den descanso a miembros de una misma familia, que sirvan de recuerdo y homenaje a los fallecidos.

Los interesados en formar parte de AEMAF pueden ponerse en contacto para más información en el treléfono 669.378.536, o enviar un email a gestión@aemaf.es, si lo prefieren pueden consultar la web www.aemaf.es.

600X100 kIMROCK
    Print       Email
neolith-focus-piedra-120x600
http://www.insemactools.es/