Eole Pulecantos

900x100-inalco
Cargando...
Usted está aquí:  Home  >  Noticias  >  Artículo actual

Siete trabajadores de Cosentino cuentan su experiencia trabajando desde casa

Por 

    Print       Email
BANNER_TERRA_BYCUPASTONE

El teletrabajo: la quimera con la que todo empleado había fantaseado alguna vez y de la que los directivos no querían oír hablar, llegó de golpe, sin tiempo para la planificación, ni la discusión. El decreto del estado de alarma del 14 de marzo fue el inicio de una etapa sin precedentes para los trabajadores de este país. Había llegado el desafío con el que alguna vez habían soñado: tener la oficina en casa. Esta es la historia del trabajo en confinamiento de siete trabajadores de Cosentino de diferentes departamentos.

Dorotea González Fernández es la gestora de clientes de Cosentino Center Almería. Su día a día en Cosentino es visitar clientes, lo que se traduce en mucha actividad social y contacto directo con muchas personas. Esta rutina pasó a ser historia el 14 de marzo con el decreto del estado de alarma y la paralización de la actividad económica en todo el país. Afirma que la idea de tener que empezar a trabajar desde casa la acogió con “coherencia y responsabilidad” y que no le ha resultado especialmente complicado adaptarse porque su casa estaba preparada para teletrabajar y “hemos estado conectados a diario por Teams, es decir, nos hemos visto todos los días”. A Dorotea lo que más le ha sorprendido es “lo bien que se compatibiliza el trabajo con la vida personal. Lo veo un método productivo. He organizado el horario habitual de una jornada normal. Descanso para comer, 10 minutos para café matutino y algún estiramiento de piernas”.

Dorotea

Dorotea González Fernández es la gestora de clientes de Cosentino Center Almería.

Maribel Zumalacarregui es administrativa en el Cosentino Center San Sebastián. Afirma que las jornadas intensas de trabajo en la oficina incluyen visitas de clientes, entradas y salidas de mercancía… “El día a día de un almacén puede ser muy variado, días con inventarios, prevención de riesgos… Al estar solo una persona en administración del almacén se hace un poco de todo”.

Maribel zumalacarregui

Maribel Zumalacarregui es administrativa en el Cosentino Center San Sebastián

La idea de verse obligada a teletrabajar desde un principio la aceptó “muy tranquila y con la confianza de poder llevarlo bien. Las primeras semanas me costó un poco, más que nada por el tema del trabajo diario con el añadido de las formaciones que tuvimos, pero pudimos gestionarlo todo a su momento. Solo tuve que traer el portátil del Cosentino Center y hablar con el departamento de sistemas para que me instalaran todos los programas necesarios. Me instalé en una sala con un buen espacio de trabajo y una buena señal de red”.

Con dos hijos mayores estudiando online desde casa, señala que no han surgido mayores problemas. “Solo hemos tenido que compartir la señal de red y asignarnos espacios de trabajo. Los horarios los he mantenido igual que en la oficina, y, más o menos, he seguido las mismas rutinas. Sí es verdad que al tener el ordenador en casa puedes jugar un poco más con los horarios, pero en el Cosentino Center el ritmo es el mismo y los trabajos tienen sus horas a diario”.

En su opinión hay puestos en los que se podría mantener el teletrabajo. “A mí personalmente el trabajo diario en el Cosentino Center me gusta. Puede ser una opción puntual o de días concretos. Son muchos años trabajando con los compañeros del Center día a día y tantas horas, así que se les ha echado de menos”.

Rafael Luque García, A&D en el Cosentino Center Barcelona se dedica a conseguir la prescripción directa de los productos Cosentino en obra y en despachos de arquitectura. La idea de tener que empezar a trabajar desde casa la afrontó “bastante mal porque soy un comercial de calle. Mi principal negocio está en la captación de venta directa. El hecho de sacarme de mi rutina habitual de trabajo ha supuesto un esfuerzo de adaptación para poder seguir haciendo desde casa el trabajo presencial de la calle”. Después tuvo el desafío de tener que lidiar con los más pequeños en casa. “Ha sido complicado compatibilizar horarios con las necesidades familiares. Es difícil explicarle a un niño que tienes que estar trabajando detrás de la puerta y que no puede entrar. Creo que todos los compañeros estábamos igual, por lo que la comprensión y el compañerismo ha sido clave para poder superar esta situación”, narra.

Rafa Luque

Rafael Luque García, A&D en el Cosentino Center Barcelona

Luque ha optado por el horario libre. “A primera hora, para llamadas, contestar correos electrónicos, pasar presupuestos, etc. Después y durante el día (ya con niños despiertos), teléfono; y por la tarde-noche, gestión del sistema. La idea ha sido repartir horarios para todos”.

Destaca por otra parte la posibilidad de comunicación con todos los compañeros a la vez. “En alguna llamada hemos llegado a ser 150 personas conectadas“.
De cara al futuro afirma que “creo que en el equipo de A&D de Cosentino tenemos la libertad desde hace tiempo de gestionar nuestro espacio y tiempo de trabajo. Cosentino es muy flexible a la hora de permitir el teletrabajo”.

Francisco Sánchez Domene es gestor del Departamento de Atención al Cliente en la central de Cosentino en Cantoria. “Mi trabajo dentro del departamento de Atención al Cliente, dentro de Logística, consiste sobre todo en resolver todas las dudas, consultas e incidencias relacionadas con nuestros productos. Estas cuestiones nos llegan desde tiendas de cocinas, marmolistas y particulares. Además, colaboramos estrechamente con los departamentos de Marketing, Producto y, especialmente, Calidad de clientes y el equipo de gestores comerciales”, explica.

Francisco Sanchez

Francisco Sánchez Domene, gestor del Departamento de Atención al Cliente en la central de Cosentino en Cantoria.

Al principio la idea de que su casa hiciera las funciones de oficia la acogió con preocupación. “He de decir que tenía cierta incredulidad porque no pensé que la medida fuera a llevarse a cabo de forma tan rápida. Y, sinceramente, fue un alivio debido a que el ambiente en la oficina estaba algo enrarecido ante las noticias tan alarmantes que llegaban constantemente durante los primeros días de marzo”.

Confiesa que no tenía portátil, ni móvil de empresa y que se resistía a pedirlo. “Siempre he usado un ordenador de sobremesa con dos pantallas, además del teléfono fijo al que está asociada la línea de Atención al Cliente. Gracias a la rápida gestión del departamento de Compras, conseguí el ordenador portátil, y pedí prestados una pantalla y unos auriculares a una compañera. También, gracias a la colaboración del departamento de Sistemas, conseguimos que la línea de Atención al Cliente nos fuera desviada al teléfono móvil, que es como estamos funcionando ahora mismo. En cuanto al nuevo entorno laboral, tengo la suerte de disponer de terraza con luz natural, haciendo el trabajo más llevadero”.

Le costó adaptarse a la nueva situación porque en su trabajo es muy importante la colaboración con los demás. “Ahora tenemos un contacto “virtual” a través de Teams y otras herramientas; estas utilidades aunque ayudan, nunca podrán sustituir el compartir el mismo entorno físico con tus compañeros. El ambiente entre los compañeros siempre ha sido muy bueno”.

La flexibilidad y la reducción en general del estrés al evitar los desplazamientos, por cortos que sean son dos de los aspectos que subraya como más interesante del teletrabajo. “También es importante la disminución considerable del nivel de ruido porque ayuda a concentrarse mejor, aunque es cierto…, que hasta ese “ruido” se empieza a echar de menos ya…”.

Su departamento ha seguido dando el mismo servicio que antes del estado de alarma en el mismo horario de mañana y tarde, intentando atender todas las llamadas y consultas con la máxima rapidez.
“Lo que más me ha costado, sobre todo al principio, ha sido manejarme con varias líneas de teléfono y nuevos dispositivos. Al principio no sabía muy bien qué elemento estaba sonando (y a veces suenan varios a la vez), pero rápidamente te acostumbras””. Afirma que teletrabajar es un buen complemento al trabajo presencial y se podría dar la posibilidad de hacerlo una semana al mes, por ejemplo.

Mari Carmen Fernández Pizarro trabaja en el departamento de Logística Import/Export en la sede de Cosentino en Cantoria.

Mari Carmen Fernandez

Mari Carmen Fernández Pizarro, departamento de Logística Import/Export Cosentino (Cantoria).

“Nuestro trabajo consiste en preparar la documentación necesaria para que los contenedores cargados el día anterior, puedan embarcar esa misma semana. Además, nos encargamos de facilitar todo tipo de información y seguimiento a los transportes, sobre todo marítimos”, explica.

Apunta que en su departamento todo es urgente y “para ya”, así que no pensó que sería posible, ni tan rápido trasladarlo todo a la nube. “No ha sido tan complicado como creía. En casa, afortunadamente, tengo suficiente espacio y, por lo general, nadie me molesta. Y mi sitio de trabajo actual es una maravilla, con vistas a la montaña… Estoy super cómoda”. Igual de contentas están sus mascotas de tenerla en casa. “Mis niñas son “casi” independientes y cada una lo ha pasado en su casa. En cambio, mis mascotas sí que están superfelices. Tengo tres perritos que lo están disfrutando muchísimo”.

Mari Carmen empieza el día con un poco de ejercicio físico, después “me arreglo un poquito -es importante verse bien-, y el resto del día, mi horario laboral normal. A veces, necesito ampliarlo y, para ello, es una ventaja trabajar en casa”. El lado negativo para ella es no tener contacto social con los compañeros o tener que haber adaptado algunas funciones, sin embargo, piensa que quizá sería bueno alternar teletrabajo y trabajo presencial.

Javier Reyes Quiles es el showroom Specialist-Interior Design del Cosentino City Madrid. Desde allí genera contenido de interés para profesionales del mundo de la arquitectura y el diseño a través de diferentes acciones que van desde presentaciones de producto, aplicaciones, afterworks, etc. “Estoy encargado de generar actividad en el showroom dirigida al canal de interiorismo. Además, también me ocupo, junto a mis compañeras, de la atención de los profesionales y particulares que pasan por el espacio”.

Javier Reyes

Javier Reyes Quiles es el showroom Specialist-Interior Design del Cosentino City Madrid.

La incertidumbre y resignación marcaron su inicio del estado de alarma. “Dejábamos aparcado un mes de marzo cargado de proyectos y actividades como nuestra presencia en Casa Decor y el lanzamiento de la nueva colección de colores de Dekton “The Collection”.

El reto era trasladar toda esa actividad planificada en offline a un formato online, que les permitiera seguir en contacto con los clientes y seguir generando contenido de interés para profesionales del mundo de la arquitectura y el diseño.

El principal desafío ha estado en intentar explotar más aun las herramientas y aplicaciones digitales con las que contábamos, y explorar algunas nuevas para poder seguir llegando a nuestros clientes, ahora desde casa. Hemos tenido que aprender a optimizar y explotar recursos existentes como Instagram, Teams y Salesforce, y aprender a utilizar otras plataformas como YouTube, con la que hasta ahora no trabajábamos”. A pesar de las facilidades que la tecnología ofrece, alude a que “hay una parte emocional, afectiva y de comunicación no verbal que no se puede trasladar a una videollamada o cualquier aplicación de ordenador o teléfono. Esta situación nos ha servido para darnos cuenta de lo importante que es comunicar de manera correcta, clara, cuidando la forma y sin que tu mensaje pueda ser malinterpretado”.

Durante el confinamiento han mantenido el horario habitual del Cosentino City y Javier ha aprovechado el tiempo libre para “hacer las tareas de casa que normalmente requieren más tiempo y que durante el día a día es más complicado hacer, además de hacer deporte en casa y formarme”.

En su caso el teletrabajo no es compatible al 100% con la actividad que lleva a cabo en Cosentino City Madrid, ya que requiere esta presente. “Lo que sí es un hecho es que, durante estas semanas, hemos podido ver cómo se puede ser igual de productivo trabajando desde casa”.

Mercy del Pilar Ramos es técnico Trade Marketing en Cosentino Central (Cantoria).
Su trabajo consiste en coordinar las acciones de lanzamiento de marketing en todos los Centers. “Nunca olvidaré el día 13 de marzo cuando nos dijeron que el lunes no podíamos volver a la oficina y que teníamos que trabajar desde casa debido a esta crisis sanitaria; pensé que esto sería un par de semanas…. Llevo casi dos meses trabajando desde casa. Personalmente, ha sido como acostarme una noche a dormir y al siguiente día levantarme en otra vida”.

Mercy del Pilar

Mercy del Pilar Ramos es técnico Trade Marketing en Cosentino Central (Cantoria).

“Ha sido una situación muy intensa y no ha sido fácil. Tuve que reorganizar mi agenda e incluso los horarios de los pequeños. La mayoría de los días me conectaba entre las 7 y 8 de la mañana para aprovechar trabajando mientras ellos dormían, pensando en las posibles interrupciones que podría tener a lo largo de la mañana. En otras ocasiones he tenido que conectarme a partir de las 11 de la noche para terminar temas pendientes, incluso algún sábado o domingo. Realmente no ha sido fácil conciliar, he tenido momentos de ansiedad porque nos exigimos mucho y queremos sacarlo todo adelante, pero al final el optimismo, la paciencia y la complicidad que hemos mantenido en casa, han estado por encima de todo y lo hemos conseguido”.

Señala que ha podido comprobar que el teletrabajo no es sinónimo de baja productividad. “Creo que hay funciones que pueden ser compatibles con el trabajo en remoto algún día o días a la semana. Esta situación por la que estamos pasando nos está dejando una gran lección tanto de vida como a nivel laboral y profesional. Ha llegado la hora de romper ciertos mitos en cuanto al teletrabajo porque los resultados en Cosentino así nos lo están demostrando. Si hemos podido teletrabajar en medio de plena crisis mundial, creo que cuando recuperemos nuestra normalidad en todos los aspectos, esta nueva modalidad de trabajo será mucho más llevadera“.

banner-iberstone-def

    Print       Email
BANNER-NOV-2020-MASER-ALARGADO-V2 
Banner 900x200 silica
neolith-focus-piedra-120x600  
banner focuspiedra